DOÑA TECLA

dt4Hablemos de una terraza nueva, Doña Tecla. A muchos de vosotros os sonará el nombre y para otros muchos, esta será la primera vez que lo oigas. Con apenas una semana de vida, se posiciona entre los top del momento ya sea para un picoteo rápido o para una cena algo más formal.

Koki, uno de sus propietarios nos cuenta que está muy contento con el recibimiento que ha tenido hasta el momento y no es para menos. El trato fue espectacular  y la comida es de alta calidad.

Ayer martes, quedamos el grupo de amigas de toda la vida para celebrar que una de ellas, Inés,  ya es médico. Qué maravilla! Una amiga médico. Ni me lo creo. Como pasa el tiempo… En fin, vayamos al grano.   Yo diría que Doña Tecla es uno de esos restaurantes de moda, bien puesto  y con ambientazo. En verano su terraza es clave.

dt6  dt9    dt3

Nada más sentarnos pedimos algo de beber esperando, como siempre, a las más lentas. Cayeron unos cuantos tintos de verano. En vaso de sidra, como a mí me gusta. Eso, y unos cuantos de sus panecitos caseros. Irresistibles…dt11

A las 10pm, muertas de hambre, decidimos pedir la carta y pensar lo que íbamos a elegir. No es especialmente extensa pero es variada y todos los platos son apetecibles. Como todas queríamos probar un poco de todo pedimos de entrantes, una ensaladilla rusa casera muy rica, dos de berenjenas en tempura con melaza y salmorejo, una ensalada tibia de judias con gambones y un par de platos de alcachofas con tallarines de sepia. Para nuestra sopresa, el mejor plato fue con diferencia la ensalada de judias. Las alcachofas probablemente se llevarían la medalla de plata. Y, probablemente, el plato de berenjenas  se quedaría en último lugar (demasiado rebozado y poca chicha).

dt8

Por último y para no salirme de mi ritual, tomamos un par de tartares de atún con helado de wasabi muy buenos. Perfectamente condimentados y elaborados con buena materia prima.

Las raciones no son nada pequeñas así que fue más que suficiente para ocho personas que fuimos.

Cuando quisimos darnos cuenta de la hora ya eran las 12! decidimos  retirarnos para no trasnochar e ir a la oficina dobladas y con ojeras. Así pues, sin pedir postre y tras un par de tintos de verano más, recogimos el tinglado y nos fuimos a casa a descansar.

Como comentaba al principio del post, el trato fue impecable pero además tendréis especial suerte si os atiende Andrés!

Lo dicho, no dejéis de ir. Siempre es apetecible conocer algún sitio nuevo y este, promete. Tan solo me queda puntualizar que si lo que buscáis es un picoteo informal, os decantéis por la barra de la entrada ya que las mesas son algo más formales y ofrecen platos más difíciles de compartir.

Restaurante Doña Tecla. Calle Pintor Juan Gris,2. Telf: 911 16 95 85. Precio medio pers. 25-35

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De 25 a 35, Mediterranea, Restaurantes en la capital y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s